menu
Hierro - Oxidaciones | Madera - Constructivismo | Laboratorio de formas | Lección de cocina

Laboratorio de formas

Cientos de maquetas se materializan, dibujos y diseños constructivos, formas geométricas que se disponen a entrar en la danza vital del arte solveiriano.

Es el Laboratorio de Formas para la complejidad de una obra de trazo milimétrico, de cálculo exacto, de materiales inéditos – espejos con diversos azogues, metacrilato...- que reflejan imágenes produciendo la sensación, muchas veces, al contemplar el cuadro, de que somos contemplados. Dibujos, proyectos, arquitecturas, etc, forman parte tan activa del estudio de Solveira, que sus mesas de trabajo son montañas de materiales.

Para este fabricante de “lunas de metal, de sueños de día, de vuelos imposibles”, Ramón Faraldo que, cuando conoció a Solveira tenía éste las manos vendadas por un accidente en el estudio, dedicó un amplio capítulo en su libro “PEDRO SOLVEIRA QUE NACIÓ ENTRE LOS HIERROS”, al taller de hierro y a la compleja herramienta de trabajo. El último capítulo de dicho libro finaliza así:

“Todo libro reconoce un principio y un final. Yo me niego a escribir la palabra fin aplicada al hombre y a una obra en plena productividad. Que empieza todos los días. Que ayer era una cosa, mañana otra y el año que viene Dios y Pedro dirán.
No hay, pues, final. Hay "el eterno comienzo, como el mar" que decía Valery. Hay, pues, y como mucho, un continuará.

Cada obra tuya es un todo en sí misma, pero un todo irradiante, como el de los astros. Te digo pues, hasta hoy, hasta ayer, hasta mañana, hasta siempre, seguro de encontrarte de nuevo más adolescente que hace años, con o sin manos vendadas, pero como un albatros, eterno navegante, que podría ser el símbolo y el anagrama de tu vida, a través de constelaciones, arquitecturas planetarias y lo que tu infatigable imaginación nos depare”.

volver arriba